Cómo conseguir hacer ejercicio y su impacto en la productividad mental y estado emocional – Miniposts Método FAST

 

Los entornos de trabajo de conocimiento actuales están hiperacelerados. La Transformación Digital, la Inteligencia Artificial, el Big Data, etc. hacen que cada vez tengamos más actividad mental, necesidad de ir más «rápido» y más estrés. En estos entornos, según el método FAST y nuestros estudios desde la Universidad de Sevilla (http://grupo.us.es/ecplab/), el equilibrio personal/profesional y el estilo de vida son la herramienta que más impacta en productividad, y el ejercicio físico sin duda es una de las variables clave.

Esto que sigue lo escribía a finales de 2017 en redes sociales, un año y pico después de comenzar a hacer deporte. En Enero de 2016 (justo al empezar a aplicar el Método FAST) pesaba 110Kg, fumaba 2 paquetes de tabaco, hacía 0 deporte y comía fatal. Tras comenzar a aplicar FAST, en la fecha que escribía esto, pesaba 84Kg, hacía triatlón, comía saludable y llevaba ya varios meses sin fumar… cosa que sigo haciendo en la actualidad.

Os dejo con el post:

Hoy no he hecho deporte y estoy de mal humor, más cansado que de costumbre, menos lúcido pero al tiempo no paro de darle vueltas al coco. 

Los efectos de la actividad física en la productividad «mental» y el bienestar emocional se notan cuando lo haces regularmente y paras por algún motivo. 

Cuando no haces ninguna actividad física no puedes comparar con nada y no sientes que te pierdas nada. 

Si ahora no haces ninguna actividad física, empieza por algo sencillo y que no consuma mucho tiempo. Los beneficios los empezaras a notar a partir de un par de meses. Pero lo difícil es arrancar y mantenerse los primeros momentos. Tras poco tiempo (no poquísimo) empiezas a sentirte mejor y empieza a ser algo que necesitas. En ese punto pasas de ser alguien sedentario a SER alguien «sano». Solo por salud física y mental merece la pena.

Esto lo tenemos todos claro… no es necesario dar explicaciones. 

Si quieres hacerlo empieza por hacer un análisis de todos los peros, quejas, obstáculos… que te pones como excusa para no hacer deporte y busca una solución para cada uno de ellos. Esta es una de las fases innovadoras del método FAST que consiste de, en vez de hacer solo el plan para ponerse en marcha (comprar ropa, apuntarse al gimnasio, etc), en hacer un plan negativo, es decir, un plan donde detectas todo aquello que te impide ponerte en marcha o ejecutar el plan positivo y hacer un plan para eliminar esos obstáculos. Por ejemplo, un obstáculo puede ser «no tengo tiempo» y el plan negativo sería «hacer deporte en el horario del almuerzo y comer en menos tiempo». La clave aquí es que mientras no enfrentes esos «peros», quejas, miedos, etc. y actúes para eliminarlos, no te pondrás en marcha, ya sea con el deporte o el proyecto más importante de tu carrera profesional.

Personalmente he estado 10 años o más auto-engañándome diciendo «no tengo tiempo» solo por el hecho de no pararme a pensar y ver qué cambios hacer para conseguir ese tiempo. Pero hoy, veo con claridad que ha sido una gran mentira que sostuve por no dedicar 10 minutos (que fue lo que tarde en hacer el plan negativo de FAST cuando de este proyecto en 2016) a enfrentar el asunto y buscar una solución y que que me ha costado muchos años de mal humor, menos claridad mental, menos salud, sobrepeso, peor aspecto físico….

¿Cuáles son tus peros, quejas, etc.? Déjalas en comentarios y te ayudo a buscar formas de desbloquear o cuéntame tu historia de cómo las has superado y así inspiramos a los que aún no se han puesto en marcha…

Empiezo yo con la principal queja que yo tenía en el comentario de más abajo…

Un pensamiento en “Cómo conseguir hacer ejercicio y su impacto en la productividad mental y estado emocional – Miniposts Método FAST

  1. Jaír Amores Laporta

    Hola Joaquín! Aquí Jaír, de EfectiVida
    Muchas gracias por contar tu experiencia. Me resulta muy interesante el método que usas, en negativo, para eliminar fricciones.
    Seguro que en tu metodología lo incluyes; a veces también hay que identificar las razones de por qué no hacemos algo. En un artículo que publiqué en mi web (https://efectivida.es/efectividad/la-fuerza-de-no-voluntad/) explicaba que, en ocasiones, la realidad es que no deseamos cierto cambio, o bien, preferimos otro hábito.
    Aún así, te admiro. El cambio que has tenido en tu vida es espectacular, y conocerlo anima a marcarse metas.
    Un abrazo desde Canarias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *