Cómo Fijar Objetivos FAST®: El Error Más Común Al Fijar Objetivos Que Nadie Te Contó – Objetivos Implícitos y Explícitos

Si algo buscamos con las técnicas y metodologías de productividad es aprender a fijar objetivos y a cumplirlos. Pero, aunque se suele obviar y ninguna metodología de productividad que yo conozca lo cita directamente por ser muy de cajón,  el principal error que todos cometemos es:

Fijar Objetivos Contradictorios: Fijar objetivos que van en contra de otros objetivos que también tenemos.

Déjame que te cuente una anécdota basada en la realidad:

Peter comenzó el año con buen pie cosechando algunos éxitos de trabajos realizados el año anterior. Así que con una buena dosis de optimismo se planteó los objetivos para el nuevo año … dado que en el aspecto personal y profesional las cosas iban muy bien, decidió que su objetivo principal iba a ser cuidarse un poco más yendo al gimnasio asiduamente para perder 12 Kg entre Enero a Junio. Detalló cuanto peso tenía que perder cada mes, busco una dieta, un plan de entrenamiento y se matriculó en el gimnasio.

Pero al martes siguiente, cuando llegó el día de ir por primera vez, se encontró con que estaba cansado de una jornada de trabajo intensa y que necesitaba estar en casa y descansar y decidió ir a casa. 2 días después, el Jueves, cuando llegó la hora de ir al gimnasio pensó que llevaba toda la semana sin pasar tiempo con sus hijos y decidió ir al gimnasio al día siguiente. El Viernes solía ir a hacer la compra al supermercado y cuando llegó la hora del ir al gimnasio pensó:

“Si hago la compra mañana no voy a poder ordenar la casa e ir a la barbacoa con la familia… Así que …. no me queda otra opción que ir al super hoy y la semana que viene ya voy al gimnasio todos los días.”

Moraleja: Para ganar, hay que perder!

Los Objetivos que te planteas los escribes, los que ya tienes en marcha los obvias.

Todos tenemos objetivos independientemente de si los tenemos por escrito o hemos hecho una reflexión profunda para fijarlos. Les llamamos prioridades, valores, principios, deseos, o incluso tendencias personales. Estos son aquellos que nos hacen enfocarnos en progresar en el trabajo, dar una buena educación a nuestros hijos, disfrutar de la familia o disfrutar de un hobby. Estos objetivos suelen estar tan integrados en nuestra personalidad y dinámicas diarias que casi no somos conscientes de ellos a menos que nos paremos a reflexionar.

Por ejemplo, para Peter, el protagonista de nuestra historia, es importante progresar en el trabajo y esto le hace dedicar tiempo a ello, pasar tiempo con su familia, o mantener una vida social y familiar rica y ordenada.

Estos son los objetivos que yo llamo objetivos implícitos, aquellos que no he fijado tras una reflexión consciente y que persigo de manera natural.

Por otro lado, cuando nos ponemos en modo racional a fijar objetivos hacemos un proceso de reflexión racional para fijar objetivos que pensamos nos serán beneficiosos. En caso de Peter éste sería “mejorar su salud estado físico”. Estos son los objetivos que yo llamo objetivos explícitos.

Fijar Objetivos Bien No Funciona

Hay numerosas metodologías para fijar objetivos. La más famosa de ellas es la que nos dice que nuestros objetivos deben ser S.M.A.R.T. (enlace en Inglés):

  • Specific – Específicos.
  • Measurable – Medibles.
  • Assignable – Asignables.
  • Realistic – Realistas
  • Time-related – Con fechas límite

Si lo haces bien, las probabilidades de cumplir el objetivo claramente aumentan ya que cuando un deseo lo concretas suficiente en formato SMART se convierte en algo más tangible y por tanto, más alcanzable.

Si no piénsalo; si te digo que planees un día de compras dentro de un año, tu imagen será difusa, no sabrás bien qué comprarás e incluso te costará trabajo decidir a qué lugares irías a comprar. Pero si te digo que planes un día de compras para este sábado, seguramente sabrás qué cosas concretas necesitas, que cantidad de dinero te gastarás, a qué lugares irás y en que orden, a qué hora deberías salir de casa… Al tiempo que seguramente estés mucho más motivado a actuar en el segundo caso, las compras para este sábado, que en el primero.

La principal diferencia es que:

Si concretas un objetivo, ya sea con SMART u otra técnica, tendrás más propensión a actuar.

Pero desafortunadamente, aunque estas técnicas basadas en aclarar objetivos tienen ventajas indudables, hay un problema importante que si no es tratado, en muchos casos supone la diferencia entre tener éxito o no:

Estás fijando objetivos contradictorios:
Cuando fijas objetivos explícitos, te olvidas de que tienes otros objetivos implícitos que van en contra del objetivo planteado, por muy SMART que sea éste.

Cómo Evitar Los Objetivos Contradictorios con FAST®: Decide Qué Vas a Perder

El problema es que los objetivos contradictorios suelen ser los implícitos, es decir, los que no has fijado de manera consciente y por tanto no los tienes presentes a la hora de razonar y fijar objetivos explícitos.

Al fijar objetivos no tienes en cuenta los objetivos implícitos y acabas fijando objetivos contradictorios

Esto hace que todos hayamos sido un poco Peter en algún momento. Si lo pensamos el error es sencillo de detectar. Peter no puede pretender trabajar las mismas horas, atender su casa, familia, hijos, ocio etc. exactamente igual al tiempo que emplea 4-5 horas semanales en el gimnasio.

La solución una vez que sabes el problema es muy sencilla:

Cuando fijes objetivos explícitos, haz una lista de tus objetivos implícitos contradictorios (piensa en tus prioridades, valores, principios, etc. ) que van en contra del objetivo explícito marcado y decide cómo vas a hacer que funcionen juntos.

Así, Peter debería decidir cómo compaginar su objetivo de ir al gimnasio con la cantidad de tiempo que dedica a trabajar, al ocio, a su casa etc. y tomar una decisión consciente. Si lo hacemos así:

Dejaremos de enfrentar el conflicto interno entre seguir un objetivo implícito (pasar tiempo con los hijos) y uno explícito (ir al gimnasio) y será más fácil conseguir y actuar en nuestros objetivos.

Para hacer esto, dado que son objetivos contradictorios, probablemente tendrás que rebajar expectativas en uno para dar espacio a los otros, o como comentaba en un artículo anterior Para ganar productividad hay que dejar que ocurran cosas “malas”: la lista “algún día”

Ya lo dice el refrán:

El que mucho abarca, poco aprieta

 Y tú, ¿tienes objetivos contradictorios y no te habías parado a pensarlo?

¡Cuéntame en un comentario tu experiencia!

 

4 pensamientos en “Cómo Fijar Objetivos FAST®: El Error Más Común Al Fijar Objetivos Que Nadie Te Contó – Objetivos Implícitos y Explícitos

  1. Pingback: Las 3 Reglas Para Aumentar El Rendimiento Sólo Pensando - Joaquín Peña - Productividad 2.0 Sin Estrés

  2. Pingback: Aclarar Tus Objetivos, Simplifica Tu Vida y Deja De Correr Tras Todo lo Que Se Mueve - Joaquín Peña - Productividad 2.0 Sin Estrés

  3. Fermín Lorente

    Bien trazado y argumentado, además de real.
    Lo que llamas objetivos implícitos también recibe el nombre de obstáculos (aquellas cosas que pueden impedir el cumplimiento)
    Si se tienen en cuenta las posibilidades de alcanzar el objetivo son realmente altas.

  4. Joaquin Peña Autor

    ¡Gracias Fermin! El 80% de los bloqueos son mentales y como bien dices, si se despejan la probabilidades de éxito crecen. Coincido en que los objetivos implícitos son bloqueos/obstáculos, aunque yo utilizo este termino para diferenciarlos de otro tipo de obstáculos internos y externos como pueden ser: miedo a que las cosas salgan mal, inseguridades, personas que me impiden avanzar, problemas externos, etc.

    En breve haré un webinar donde contaré cómo fijar objetivos, pásate si puedes, allí contaré más detalle de este tema: http://www.joaquinpenasiles.com/blog/curso-metas-para-2017/

    Un placer estar conectados 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *