Aprende A Decir NO Renegociando Fechas – No Te Comas Tu Tiempo Personal Trabajando

Aprender a decir no es clave para tu productividad. Te cuento una anécdota para introducirte una pauta que te ahorrará una cantidad de tiempo personal increíble.

Esta mañana por email he mantenido el siguiente diálogo:

Yo: ¿Cuándo lo necesitas?
Otro: Para ya!!!
Yo: Por favor, podrías darme una fecha.
Otro: Hoy!
Yo: Lo siento, imposible para hoy, tiene que ser para el martes de la semana que viene
Otro: Ok, si no hay más remedio… Es que me voy de vacaciones. Mándaselo a mi compañero X.
Yo: Perfecto!

Es probable que te veas en esta situación frecuentemente, pero la mayoría de las personas reaccionan de manera distinta a como lo he hecho yo… diciendo:

«Ok, te lo mando lo antes posible»

y acaban posponiendo otras cosas importantes y por no decir «NO» acaban comiendose tiempo personal trabajando y echando horas extras para suplir el descontrol de otras personas.

Si atiendes a todas las peticiones de tareas con fecha inminente de otros, acabas echando horas extra sí o sí

Todo el mundo exagera la fecha límite

Dado que la mayoría de las personas no se organizan bien, no por no querer, sino por no saber que en la actualidad es imposible organizarse sin hacer por lo menos algunas cosas (para mi punto de vista, por lo menos: «Las 4 reglas de Oro de la Productividad), y que todos sabemos que los much@s van a «Salto Mata«, cuando necesitamos algo siempre metemos un colchón de tiempo por si la otra persona falla. Es decir:

Si necesitas algo para dentro de un par de semanas, darás al otro una semana de plazo para que en el caso de que no cumpla, no te veas en un problema.

Mientras esto siga ocurriendo siempre habrá margen si actúas de la forma adecuada…

Aprende a decir NO: renegocia las fechas que te imponen otros

En un mundo donde la mayoría de la gente va como pollo sin cabeza acordándose de las cosas (es imposible controlar las tareas pendientes mentalmente)  cuando ya hay que salir corriendo tu respuesta ante una fecha límite que te produzca problemas deberá ser siempre:

Estoy cerrando algunas cosas importantes, en vez de en esa fecha ¿Te importaría que te lo mande X días después?

Esta técnica también deberás usarla en las situaciones donde eres tu mism@ el que ha acordado una fecha para una tarea que se hace cada vez más difícil de cumplir sin ocupar tiempo personal o posponer otras cosas más prioritarias.

Esto suele ocurrir por la aparición de otras tareas imprevistas que no puedes renegociar o incluso por retrasos en cosas ya previstas.

Para renegociar los acuerdos de fechas que ya has hecho es muy importante que sigas estas reglas:

  • Para renegociar una fecha a la que te has comprometido debes hacerlo con suficiente antelación (el mismo día o el día antes no vale).
  • Para adelantarte lo suficiente a los problemas para compaginar distintos compromisos y cumplir todas las fechas debes revisar estos compromisos y adelantarte a cómo vas a intentar estructurarlos en los próximos días. O lo que es lo mismo:
    (1) necesitas un listado de todos tus compromisos y sus fechas (bien usadas) y
    (2) necesitas revisar semanalmente estos compromisos para ver si necesitas renegociar alguna fecha que cumpla en la semana siguiente (revisión semanal).

Hace tiempo que aplico sistemáticamente la renegociación de compromisos (fechas) y digo NO a muchas de las fechas que me imponen y …

no te puedes imaginar la cantidad de fines de semana y horas extra que me he ahorrado sin que esto tenga efectos negativos de ningún tipo.

¡Ponlo en práctica!

2 pensamientos en “Aprende A Decir NO Renegociando Fechas – No Te Comas Tu Tiempo Personal Trabajando

  1. Freddy Salas

    Muchas gracias Joaquin por compartir tu enfoque de negociación a través del tiempo, para favorecer el equilibrio vida trabajo.

    Un gran abrazo desde Londres…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *